Archivo

Entradas Etiquetadas ‘cartografía’ XML Feed

La olvidada presa romana de Consuegra en MT 1:50.000 y su rescate en la cartografía catastral


El Amarguillo es un río de caudal irregular, subafluente del Guadiana, de 57 km, que recorre los términos de cinco poblaciones toledanas limítrofes con la provincia de Ciudad Real que, el 11 de septiembre de 1891, creció de manera inusual ocasionando casi 400 víctimas en Consuegra. Además de las crónicas se puede consultar algún aspecto técnico del suceso como el editado por la Sociedad Geológica de España [http://www.sociedadgeologica.es/archivos/geogacetas/Geo20%20%285%29/Art37.pdf].

Ubicación de la presa en el río Amarguillo (I)

0 Ubicación de la presa en el río Amarguillo. Click para abrir la imagen.

El Amarguillo nace en la sierra del Alamillo, concurriendo cerca de Urda con un acueducto romano que llevaba caudales de un venero existente en el término de Los Yébenes. Antes de llegar a Consuegra (Consaburum, en época romana), el Amarguillo deja en su orilla derecha un largo paredón de casi 700 m de longitud y 4 m de altura que se corresponde con la presa aquí construida hacia el siglo I que, a efectos cartográficos ha estado olvidada hasta el siglo XX. (Véase vídeo).

Consultando la cartoteca del IGN (www.ign.es), resulta curioso que en la hoja 712 del mapa 1:50.000, editado en 1886, no aparezca dicha presa que debieron considerar los topógrafos como un simple murallón. Sin embargo, la misma hoja, presenta al oeste de Urda, en color rojo, unos restos reseñados como: “Ruinas del acueducto romano (Puentesecas)”, obra que abordaremos en otra entrada de este blog. En las ediciones de la misma escala de 1966 (I. Geográfico y Catastral) y de 2000 (I. Geográfico Nacional), desaparecen del mapa tales “ruinas”, persistiendo el olvido de la presa romana del río Amarguillo conocida de siempre por lugareños e historiadores.

Localización de la presa Presa - Ortofoto PNOA

Localización de la presa Presa – Ortofoto PNOA. Click para abrir la imagen. 

El “rescate” cartográfico de esta obra de ingeniería es visible, sin embargo, en la cartografía catastral del Ministerio de Hacienda (http://www.catastro.meh.es) en forma de dos líneas paralelas que tocan varias parcelas a través de la siguiente búsqueda: Localización, Toledo/Consuegra; Bienes rústicos, polígono 090 y, por ejemplo, la parcela 75 situada en el extremo norte de la presa (X: 443373; Y: 4364802). El final de la presa aparece en las coordenadas X: 44392; Y: 4364499. Se pueden obtener ortofotos de PNOA y de SIGPAC.

Cartografía del Catastro sobre Ortofoto del PNOA donde se aprecia la presa.

Cartografía del Catastro sobre Ortofoto del PNOA donde se aprecia la presa. Click para abrir la imagen.

Además del rastreo cartográfico de la presa de Consuegra son imprescindibles las consultas de trabajos varios sobre ella publicados en la Revista de obras públicas (http://ropdigital.ciccp.es/): 1980 (nº 3181), 1983 (nº 3215, 3216 y 3217) y 1984 (nº 3223).

Presa de Consuegra en 1980

Presa de Consuegra en 1980. Click para abrir la imagen.

El mismo río, que es subafluente del Guadiana, antes de alcanzar este punto atraviesa la localidad de Urda en cuyo término tiene su nacimiento [http://pagina.jccm.es/agenciadelagua/imagenes/ElPasoAguaConsuegra.pdf].

También en este entorno del río Amarguillo finalizaba un acueducto igualmente romano que traía aguas de un punto llamado Fuente Aceda que alimentaba el arroyo de Puentesecas cuyo cauce discurre hasta el paraje de las Guadalerzas para tributar con otros arroyos al río Algodor, pequeño afluente del Tajo. En consecuencia el trazado de este acueducto hacía un trasvase aguas desde la cuenca del Tajo a la del Guadiana, situándose la divisoria de aguas en el paraje llamado Pozo Hondón (hoja MTN25-0712c3-2000-Urda –Urda hoja 712-III-) cuya altitud es de 785 m.

La presa era conocida en la comarca como «Puente de Urda», hasta que el señor F. Giles Pacheco la identificó y publicó como tal en 1971 (F. J. Giles, «Contribución al estudio de la arqueología toledana. Hallazgos hispanorromanos en Consuegra», Anales Toledanos, V (1971) 139-165; cf. también, J. A. García-Diego, M. Díaz Marta y Norman A. F. Smith, «Nuevo estudio sobre la presa romana de Consuegra», Revista de Obras Públicas, junio, 1980, 487-505.

 

Rafael del Cerro Malagón

Rafael del Cerro Doctor en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid con la tesis La transformación moderna de Toledo. Arquitectura y urbanismo del siglo XIX. Además de docente ha investigado sobre arte y fotohistoria. Cuenta con varias publicaciones, entre ellas dos guías visuales y culturales: Toledo: la magia de tres culturas y Castilla-La Mancha. En 2002 colaboró en el Plan del color del casco histórico de Toledo.

Martes, 17 de noviembre de 2015 Sin comentarios

Un acueducto romano y un trasvase de aguas (Tajo-Guadiana) en los Montes de Toledo


En la entrada de este blog dedicada a la presa romana de Consuegra (Toledo) se citaba cómo en la cartoteca del IGN (www.ign.es), en el mapa 1:50.000, editado en 1886, hoja 712, aparecían unos restos cerca de la carretera Madrid-Ciudad Real reseñados como “Ruinas del acueducto romano (Puentesecas)”, detalle que omiten la misma hoja topográfica en las ediciones de los años 1966 y 2000. Esta obra de ingeniería cogía aguas de Fuente Aceda ─término de Los Yébenes (Toledo)─ para llevarlas a Consaburum (Consuegra), a través de un canal, pegado al suelo o bien sobre arcos de diferente altura para acomodarse a la topografía del terreno, lo que justifica el topónimo de arroyo y camino de “puentesecas”, entre la línea del ferrocarril y la carretera N-401 a la altura del km 134 (IGN, 1:25.000. Urda, hoja 712-III)
Restos del audeducto IGN 1886 a Urda

Restos del audeducto IGN 1886 a Urda. (Click para ampliar).

Fuente Aceda y otros regueros nutren el arroyo Puentesecasque drena el paraje de las Guadalerzas para acabar en el río Algodor, afluente del Tajo. El final del canal se sitúa en el río Amarguillo subafluente del Guadiana, así pues el acueducto trasvasa de hecho caudales de la cuenca del Tajo a la del Guadiana, situándose la divisoria de ambas en la cota de 785 m. de altitud, no lejos de un paraje llamado Pozo Hondón. (IGN, 1:25.000. Urda, hoja 712-III).
IGN Urda 712-III

IGN Urda 712-III. (Click para ampliar).

Una descripción gráfica y explicativa de este acueducto aparece en un documento del siglo XVIII sobre el Priorato de la Orden de San Juan firmado por Domingo de Aguirre, alférez de carabineros. Un estudio sobre todos los vestigios hispanorromanos relacionados con Consuegra, publicados en 1971, por el investigador Francisco J. Giles Pacheco [http://www.realacademiatoledo.es/files/anales/0005/05.pdf] apunta que el citado canal y acueducto, tuvieron un recorrido de 24 km, hasta La Mancha consaburense. Además de dibujos y planos, señala cómo en el paraje de Los Peleches existían aun siete arcos integrados en el muro de una construcción de dicha finca (coordenadas 39°24’38.2″N- 3°48’13.9″W) y restos dispersos de “opus incertum” ─es decir, mortero romano─ junto al camino de Puentesecas, en dirección a Urda.

Acueducto a principios del XX

Acueducto a principios del XX. (Click para ampliar).

Acueducto. Estudio de Giles en 1917

Acueducto. Estudio de Giles en 1917. (Click para ampliar).

En los años 80, tres historiadores (R. del Cerro Malagón, F. Martínez Gil y J. Porres de Mateo), tras el rastreo de la zona, recogían en un trabajo al situación de este antiguo acueducto [http://ropdigital.ciccp.es/pdf/publico/1983/1983_septiembre_3217_04.pdf] cuyos restos hoy han desaparecido casi del todo, pero que se han salvado del olvido, gracias a la cartografía de 1886 y los trabajos arqueológicos.

Croquis del acueducto en 1971

Croquis del acueducto en 1971. (Click para ampliar).

Restos del acueducto en 1980.

Restos del acueducto en 1980. (Click para ampliar).

Rafael del Cerro Malagón

Rafael del Cerro Doctor en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid con la tesis La transformación moderna de Toledo. Arquitectura y urbanismo del siglo XIX. Además de docente ha investigado sobre arte y fotohistoria. Cuenta con varias publicaciones, entre ellas dos guías visuales y culturales: Toledo: la magia de tres culturas y Castilla-La Mancha. En 2002 colaboró en el Plan del color del casco histórico de Toledo.

Jueves, 12 de noviembre de 2015 Sin comentarios

Una acequia subterránea del siglo XIX en Toledo. La mina del Corregidor


Al consultar el plano de Toledo de F. Coello y M. Hijón (1858), [http://www.ayto-toledo.org/archivo/imagenes/pym/ciudad/g/PI-1858.jpg] se observa en la parte superior, cruzando los parajes entonces extramuros de la ciudad, dos líneas discontinuas rotuladas como “mina abandonada de Safont para el riego de la Vega Baja”.

Mina del Corregidor en el plano Coello-Hijón.

Mina del Corregidor en el plano Coello-Hijón.

Tal reseña se refiere a un proyecto de 1829 para tomar aguas del Tajo, antes de entrar en Toledo y llevarlas, a través de una mina subterránea a las vegas existentes en la orilla derecha del mismo río cuando ya ha rebasado la ciudad amurallada.

Esquema general de la Mina del Corregidor

Esquema general de la Mina del Corregidor. Click para ampliar.

El promotor fue el corregidor Antonio María Navarro que lo hizo en beneficio propio, utilizándose penados en los trabajos de zapa. A mediados del XIX la obra no se había concluido del todo, además de haber pasado a manos de José Safont, un conocido inversionista de la época.

Origen de la Mina en la presa de Safont

Origen de la Mina en la presa de Safont.

La mina nace en la orilla derecha del Tajo, unos 800 m antes del puente de Alcántara, inmediata a una presa. Allí, una compuerta permitía que el agua entrase y discurriese por gravedad al tener la galería un desnivel aproximado de unos 7 metros entre las cotas de entrada y salida. El interior, de 7 pies de altura por 3,5 de ancho, revestido de ladrillo, contaba con registros verticales para efectuar trabajos de limpieza.

Tramo medio de la Mina

Tramo medio de la Mina.

El trazado pasa bajo las inmediaciones de la Plaza de Toros, a varios metros de profundidad. En el actual cruce de las avenidas Duque de Lerma y General Villalba existía una bifurcación; un ramal concluía en el Circo Romano, totalizando un recorrido de 1766 m; el otro (de 1.500 m) finalizaba en la actual calle de Coronel Baeza. Aquí se construyó una gran alberca que alimentaba los regueros y acequias de la Vega Baja y un aliviadero -para casos de avenidas-, que finalizaba cerca del actual Hospital Nacional de Parapléjicos.

Final de la Mina

Final de la Mina.

Esta mina de riego estuvo en uso hasta mediados del siglo XX. A partir de 1970 la Vega Baja acogió una moderna expansión urbana, perdiéndose las huertas, los canales, pozos, quedando rota y cegada la galería en algunos tramos.

Para más información histórica sobre las vicisitudes legales de la obra, véase de Julio Porres Martín Cleto La Mina de Safont, [http://www.realacademiatoledo.es/files/anales/0032/06.pdf]

En Tolétho. El foro de Toledo es posible ver los distintos molinos y presas que rodean Toledo figurando en la primera imagen la presa Safont donde se situó la entrada de aguas de la Mina del Corregidor [http://foro.toletho.com/viewtopic.php?f=6&t=298&start=60].

 

Rafael del Cerro Malagón

Rafael del Cerro Doctor en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid con la tesis La transformación moderna de Toledo. Arquitectura y urbanismo del siglo XIX. Además de docente ha investigado sobre arte y fotohistoria. Cuenta con varias publicaciones, entre ellas dos guías visuales y culturales: Toledo: la magia de tres culturas y Castilla-La Mancha. En 2002 colaboró en el Plan del color del casco histórico de Toledo.

Martes, 10 de noviembre de 2015 Sin comentarios